makisudotcom

Una vida entre lineas…

Sobre tener mala suerte

Image

Tengo mala suerte.

Me ocurren ese tipo de cosas que uno dice “esto sólo me pasa a mí”, y aunque es obvio que hay más de uno en mi situación me da rabia igual.

En mi lista de sucesos extraordinarios está: cortarme el dedo con un tenedor, lesionarme la muñeca poniéndome una zapatilla, sufrir una tortícolis en la micro y tener que caminar como egipcio hasta mi casa, cortarme con un escobillón, enterrarme un tenedor entre los dientes (que de paso se me enterró en el paladar), que la anestesia del dentista no me haga efecto y tener que sacar la muela igual, que me cague un pato yeco mi primera semana en Antofagasta, que me hayan robado el celu el día anterior a ese, y así… la lista suma y sigue.

Quiero aclarar que no estoy enojada con el mundo ni nada, en realidad dentro de mi mala pata me pasan muchísimas cosas buenas que le hacen el peso, y la verdad nunca me ha pasado algo realmente malo como para no recordarlo riéndome. Y eso igual es suerte  ¿o es muy conformista lo que estoy diciendo?

Pienso en mi abuelita; que se ganaba todas las rifas y bingos de la vida, en mi hermana; que nunca se compró un raspe que no tuviera premio, en la mamá de un amigo que se ganó el kino como 2 veces en un año, en la señora que GANÓ 3 AUTOS EN EL ENJOY!!!  y no me queda otra que analizar mi suerte: una vez me gané 600 pesos en un kino y no pude cobrarlos porque se me perdió el boleto y una vez en cierto blog me gané una entrada para una película que en el cine de acá ya no estaban dando.

Image

A veces cuando la malacue me agobia le digo a mi novio “me gasté toda mi suerte el día que te conocí”, y él se rie porque sabe que en realidad  estas cosas me han pasado toda la vida y me seguirán pasando, como hoy, que me levanté temprano para ir a clases de cocina, me metí a la ducha y cuando quise salir del baño me di cuenta que la puerta estaba trabada. Por más que traté no la pude abrir, y cuando agoté toda esperanza de salir por mi cuenta empecé a gritar pidiendo ayuda (eran las 9 de la mañana y ya llevaba 30 minutos encerrada), como a las 10 y media una vecina me escuchó y llamó al conserje, y a eso de las 12 llegaron hasta el baño y me rescataron. ¿Ven? si soy muy muy quemá!!

Anuncios

Navegación en la entrada única

8 pensamientos en “Sobre tener mala suerte

  1. Jajaja, qué tragicómico. Pucha, arregla la puerta altiro, Maka. Pa que no te vuelva a pasar. Te mando un abrazote.

    Ah, y eso que le dices a tu novio es hermoso. Son muy lindos juntos. *suspira*

  2. Hahhahah, Nat, soy tan re quemá, la puerta tuvieron que sacarla de cuajo y no la pienso poner hasta que compre una manilla nueva.

    Es que mi amor es más bueno que el pan 🙂

  3. Soltando mis dedos… Ya… Tienes que atraer la buena vibra teniendo puros pensamientos positivos en tu vida y hacer una especie de ritual, “sahumerio” o algo que sea significativo donde erradiques toda mala onda de tu metro cuadrado y confíes que aunque puedan ocurrir percances en tu vida, siempre podrás salir airadamente del paso y sobre todo no pensar, por qué a mí? En toda dificultad hay una oportunidad de aprender algo nuevo. Chuta… Parezco libro de autoayuda 😀 yo debo poner en practica también mis consejos…
    Oye y tuviste a recibir al conserje envuelta en la toalla? 🙂
    Saludos!

  4. Pero es que eso es lo más divertido, que soy super relajá y optimista, claro que obvio me asusto o enojo en el rato, pero despues se me pasa y termino contandolo como talla, y de verle el lado bueno… mientras estuve encerrada tuve tiempo de limpiar el piso y escobillar entre las baldosas XD.

    Y no, estaba vestida, porque siempre entro con ropa y todo al baño, así es que me puse la misma. Estaba muerta de hambre eso sí y me sonaba la tripa. Estoy pensando seriamente esconder comida en rincones estratégicos de mi casa.

    Gracias por la buena vibra en todo caso, aunque dudo lo del sahumerio, porque ahí capaz que vean el humo y lleguen bomberos y escándalo incluido, jajja te imaginas??

  5. Si eliminamos lo de la anestesia… Creo que tienes una buena suerte especial, buena suerte anecdotica, y a mi me pasa lo mismo pero como me rio tanto, no puede ser mala suerte!
    Como la vez que pise una baldosa eb la calle y andando con falda me salto como un liteo de agua (la baldosa estaba suelta y habian regado) creo que mis churrines chorrearon agua mucho rato, las gotas corrian por mis piernas y yo solo podia reirme!!!!!

    • jjjajajajjajajjajajjaj me lo magino y me da mucha risa. Hace como una semana estabamos en un hotel y la cama era gigante. A media noche me levanté al baño y al volver sentí mucho miedo así que corrí y me tiré volando arriba de la cama, con tan mala suerte que pasé de largo y caí estrepitósamente de rodillas al piso y mi pololo lo único que hizo fue decirme “pero como chucha!!” y se volvió a dormir, mientras yo quedé ahí como una hora con ataque de risa… ( Aclaro que Pablo es sonámbulo y cuando despierta no está despierto realmente, al otro día me sobó las rodillas y todo). Pero eso pu, esas cosas me pasan!

Suelta tus dedos y comenta :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: