makisudotcom

Una vida entre lineas…

El mítico huevito de pascua

Recuerdo claramente ir entrando al supermercado y sobre la primera estantería estaba la visión mas maravillosa de todas: Un huevo de pascua gigante.

Esa imagen mental es de cuando tenía como cuatro o cinco años, y me acuerdo que era muy caro, entonces estaba absolutamente fuera del presupuesto familiar. Ese huevo medía como treinta centímetros de alto y estaba envuelto en papel metalizado de muchos colores amarrado en la punta con una cinta… A mi tierna edad ese era mi único objeto de deseo.

 

Con los años me volvió ese recuerdo, y cada pascua, por estos ultimos 5 años me  dediqué a buscarlo,  en los supermercados, en las tiendas, en alguna chocolatería, pero no… no está, desapareció y me dejó como un capitán Ahab en la paciente búsqueda de su monstruo…

 

 

El otro día estabamos haciendo la compra mensual y nos topamos con un pasillo lleno de conejitos, huevos, zanahorias y cuanto animalito se les ocurra de chocolate. Me acordé de inmediato y empecé a buscar, pero una vez más, nada! Entonces mi novio me dice: “tal vez el huevo gigante nunca existió, tal vez era uno de estos mismos (apuntándome al mas grande que había en el pasillo), la diferencia es que tu creciste” y ahí me pegue el alcachofazo… todo este tiempo perseguí una fantasía… una distorsión de un recuerdo de infancia (me fuí en la profunda, pero así me sentí).

Pero ahora me doy cuenta que a pesar de no tenerlo (el huevo gigante), igual la he pasado siempre bien, por ejemplo el año pasado nos fuimos a Bahía inglesa con una bolsa de huevitos y los comimos sentados en la arena, mi mamá siempre nos tuvo una mini canastita con la que nos despertaba el día domingo y cuando eramos más chicos mis papás  los escondían en el patio y era bakan. Este año estoy sola en casa, tal vez mañana compre algunos para compartirlos con mi amor.

Pero igual me queda una mínima esperanza, y quien sabe  si quizás  algún día me encuentre con él, con el mítico huevo gigante de chocolate.

 

Anuncios

Navegación en la entrada única

4 pensamientos en “El mítico huevito de pascua

  1. Llegué aquí desde algún lado jajaja.

    Cuando yo tenía entre 5 o 7 años (año 86-88 creo!) vivía en Maipú y económicamente, como muchas familias de los 80, vivíamos muy justos.
    Un día fuimos al supermercado “Egas” y ahí estaba: Un huevo gigante de chocolate envuelto en celofán y absolutamente perfecto (hay que recordar que en esa época no había tanta variedad como ahora). Por supuesto que me fascinó.

    Mi cumpleaños justo ese año caía para el día que entregaban los huevitos y sí, lo recibí de regalo. Era pesado y maravilloso.

    Después me contaron que como mi mamá ni mi abuela podían comprarlo, un amigo de la familia que me quería mucho partió al super a buscarlo, pero no se vendía!!!! era solo de exhibición!!!! pero hinchó tanto al administrador que finalmente se lo vendió.

    Por ahí todavía anda una foto en la que salgo con el huevo gigante en brazos.

    Saludos!!!

    http://www.abejacosturera.blogspot.com

    http://www.gatocatneko.tumblr.com

Suelta tus dedos y comenta :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: